Guatemala sigue siendo el mayor consumidor de leña en la región

Desde Guatemala a Nicaragua, en Centroamérica la leña sigue siendo la principal fuente de combustible que se utiliza como medio de cocción de alimentos y sistema de calefacción. Si bien, su uso ha disminuido ligeramente por la influencia de la urbanización e industrialización, todavía no despierta el interés suficiente de los gobiernos. “El consumo de leña no va a bajar con solo aumentar la cobertura eléctrica si no se brinda información a los pobladores”, explica Roberto Barrera, experto en temas de electricidad. Pese al impulso de medidas en reducir el consumo de madera para producir energía primaria, datos de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), indican que el 61% del consumo energético del año pasado en Guatemala se generó por medio del fuego. Ese consumo, explica la Olade, equivale a 39,123.05 KBEP (kilo barriles equivalentes de petróleo, por sus siglas en inglés). 

Leer más

En Estados Unidos está la primera planta que produce etanol con base en celulosa

La planta termoquímica producirá en su primera fase un total de 8 millones de galones anuales de etanol, además de 6 megavatios de energía, que le permitirá ser autosuficiente y generar excedentes de electricidad para las comunidades vecinas.El complejo funciona bajo un sistema híbrido combinado de gasificación y fermentación, que descompone la biomasa a altas temperaturas, y luego genera reacciones químicas de las cuales se obtiene etanol y agua.

Leer más

Bosques de Colombia constituyen un banco de biodiversidad

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), a partir del presente año se estipula el 21 de marzo como fecha para que las comunidades reflexionen sobre la importancia de conservar los bosques naturales, pues sostienen todo tipo de vida, por lo cual es necesario salvaguardarlos de las amenazas ambientales y las provocadas por la mano del hombre. 

Leer más

Ejemplo a seguir: Bosques Nativos de Segundo Crecimiento (BNSC); una nueva industria para el año 2050

En Chile existen alrededor de 13,5 millones de hectáreas de bosques nativos en distinto estado de desarrollo y nivel de conservación. Es indiscutible el valor de estos bosques en el balance hídrico, captura de carbono, mantención de la biodiversidad, control de la erosión, recreación, alimentación, turismo y otras funciones de vital importancia para nuestro país. Sobre la cifra total anterior, queremos focalizar nuestro análisis en los bosques nativos de segundo crecimiento (BNSC), que genéricamente se denominan renovales. Estos bosques, aunque son nativos, surgieron principalmente como respuesta a erupciones volcánicas, incendios, roces y a la apertura de bosques por extracción de madera o intento de cambio de uso de suelo, creciendo en forma aparentemente desordenada, buscando la luz.  Hoy ofrecen un enorme potencial, tanto para la producción de madera, como para alimento, biodiversidad y otras funciones ecosistémicas vitales para miles de chilenos que actualmente viven de ellos, ya que existen 1,4 millones de hectáreas aproximadamente, entre renovales densos y semi-densos, por lo que es importante analizarlos con detención.

Leer más

Catálogo de Buenas Prácticas Empresariales en Gestión de la Biodiversidad

El proyecto ‘El Árbol es Vida’, iniciativa de la Fundación Española de la Madera, ha participado en el Catálogo de Buenas Prácticas Empresariales en Gestión de la Biodiversidad que ha llevado a cabo el Club de Excelencia en Sostenibilidad, asociación empresarial compuesta por grandes compañías que apuestan por el crecimiento sostenible, y cuya presentación tuvo lugar recientemente en la sede de Iberdrola. El acto fue inaugurado por el Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y Presidente del Consorcio de ‘El Árbol es Vida’, Miguel Arias Cañete.

Leer más