Guino (Carapa guianensis)

Nombre científico: Carapa guianensis
Familia: Meliaceae
Otros nombres comunes: Mazabalo, Andiroba, Guino, Tangare (Colombia); Tangare, Figueroa (Ecuador); Andiroba (Perú); Carapa (Venezuela); Landiroba, Carapa, Bois Caille, Cahcipou, Pará mahogany, Jandiroba, Nandiroba (Brasil); Nagesi (Cuba), Cedro Macho, Caobilla (Costa Rica), Swa (Honduras), Crabwood (Guyana); Cedro Bate (Panamá).
Nombres comerciales: Andiroba, Guino, Tangare.

Descripción botánica

Árbol siempreverde o deciduo que puede alcanzar alturas de hasta 60 m, (25 a 40m normalmente), DAP de hasta 2 m, con aletones fuertes, fuste cilíndrico y recto, libre de ramas hasta en un 50-75%. Copa grande y densa, con ramas arqueadas, gruesas y ascendentes. Corteza escamosa, con fisuras superficiales, grisácea. Hojas grandes (15-40 cm de largo), compuestas, paripinnadas, con 3-10 pares de hojuelas coriáceas, de margen entero, de color verde oscuro brillante en el haz y verde opaco en el envés. Las hojas jóvenes son rojizas y brillantes. Las inflorescencias miden 20 a
80 cm de longitud, con flores unisexuales blancas o crema, con un leve tono rosado en el exterior de los pétalos. Los frutos son cápsulas globosas, dehiscentes, y miden 9 a 15 cm. Contienen generalmente cuatro semillas grandes, angulares, de testa dura y color pardo, con tres a cuatro caras planas y una redondeada que sigue el contorno de la superficie del fruto. (Cordero et al. – Árboles de Centroamérica, Carapa guianensis; OFI-CATIE, p 438))

Las hojas del Carapa guianensis son compuestas, alternas y pinnadas, con entre 5 y 9 folíolos lanceolados u ovados de color verde brillante en el haz y más claros en el envés. Las flores son pequeñas y blancas, agrupadas en inflorescencias terminales. Los frutos son cápsulas leñosas de forma redondeada, de unos 3-5 cm de diámetro, conteniendo numerosas semillas aladas. (Smithsonian Tropical Research Institute).

Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Sapindales
Familia: Meliaceae
Género: Carapa
Especie: C. guianensis Aubl.

Hábitat Natural

Generalmente crece en terrazas planas y disectadas de la costa Pacífica y Amazonía; en bosques de elevaciones bajas de climas muy húmedos y terrenos cenagosos o pantanos formando rodales casi puros y puros. Abarca las formaciones climáticas de bosque húmedo tropical (bh-T), bosque muy húmedo tropical (bmh- T), bosque pluvial tropical y bosque pluvial premontano. Se encuentra en Cuba, Costa Rica, Honduras, Trinidad y Tobago, Guyana, Brasil, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Surinam. En Colombia se distribuye por la Costa Pacífica, Serranía de San Lucas, Valle del Magdalena, Carare-Opón, Vaupés, Amazonía, Nariño y Tumaco. Se desarrolla bien en el bosque pluvial tropical, y bosques ecuatoriales de las zonas cálidas. (Arevalo y Londoño, 2005).

Descripción general de la madera

Corte transversal 10x
Corte tangencial macro

Albura de color crema grisáceo con transición abrupta al duramen de color marrón claro a rojizo o vino tinto; también se presenta albura de color rosado cremoso con transición gradual a duramen de color marrón rojizo, recién cortado se oscurece café rojizo, uniforme, opaco, se asemeja a la caoba pero con mayor lustre; Sabor y olor ausentes o no distintivos; veteado en arcos superpuestos, con satinado y jaspeado poco pronunciado; con lustre de mediano a alto y textura mediana.Grano entrecruzadoa ondulado o de recto a entrecruzado (Arevalo y Londoño, 2005).

Propiedades físicas

Densidad básica g/cm3: 0,49 g/cm3
Densidad aparente 12% humedad: 0,60 g/cm3
Contracción volumétrica total: 11,9%
Contracción tangencial 8,6 %
Contracción radial 4,7%
Relación T/R 1,8

Propiedades mecánicas

Resistencia a la compresión perpendicular 7,65 Mpa:
Módulo de elasticidad (MOE) 12959 Mpa
Módulo de ruptura (MOR): 106 Mpa
Dureza janka: 187 Kgf

Descripción anatómica de la madera

Anillos de crecimiento indicados por líneas concéntricas de parénquima terminal. Poros claramente visibles a simple
vista, porosidad difusa, solitarios y en múltiplos radiales de 2 a 5 poros y agrupaciones racemiformes, moderadamente escasos a moderadamente numerosos (30 a 65 y 65 a 125 poros por 10 mm2). Parénquima visible a simple vista, terminal en líneas o bandas y paratraqueal vasicéntrico angosto. Radios claramente visibles a simple vista en los cortes transversal y radial, algo indistintos en la cara tangencial. Conductos gomíferos ausentes. Estratificación ausente (Arevalo y Londoño, 2005)

Secado

Presenta defectos de secado moderados, como arqueaduras y torceduras. Es moderadamente difícil de secar al aire libre. En secado al horno su velocidad es moderada, con producción de grietas leves y torceduras ligeras. SENA recomienda como horario de secado el T3-CC1 Y el T3-C2 de los Estados Unidos (www.tropicaltimber.info).

Trabajabilidad

La madera es moderadamente fácil de aserrar y trabajar pero tiene tendencia a presentar grano felpudo, sin embargo puede obtenerse excelente acabado. Adecuada para moldurado, fácil planeado, taladrado. Se deja encolar y lijar fácilmente. Buen acabado. El grano entrecruzado y las superficies lanosas o sueltas son los defectos más comunes en esta madera. Aptitud para chapas, contrachapados y tableros aglomerados: Fácil de desenrollar, se obtiene una chapa lisa, menos compacta si se corta en frío; de aspecto llamativo, color oscuro parecido al de la caoba, buena para caras (www.tropicaltimber.info)

Durabilidad natural y preservación

La información es muy variable, pruebas de laboratorio indican que la resistencia es desde baja hasta alta, tanto para la pudrición blanca como la marrón; igualmente, se reporta como resistente a poco resistente a la pudrición en contacto con el suelo. Muy susceptible al ataque de termitas de la madera seca; también es vulnerable al ataque de la carcoma (Lyctus sp.) L. En el proceso de baño frío y caliente, la albura presenta absorción nula, mientras que el duramen presenta absorción pobre. En el proceso de vacío-presión la albura presenta absorción buena mientras que el duramen presenta absorción pobre. Al aplicar sales hidrosolubles por el método de vacío-presión, la albura presenta absorción alta y el duramen absorción buena. Buena penetración de boratos por difusión (www.tropicaltimber.info).

Usos

Carpintería, ebanistería en general, muebles, productos para revestimientos de interiores, construcciones normales, carretería, botes, pisos (parquet) y gabinetes. Potencial: Uso especial en vigas y mástiles, chapas, productos moldurados, crucetas, postes, pulpa e instrumentos musicales Nariño (WWF, 2013)

PFNM

De las semillas se obtiene aceite de Carapa o aceite de Andiroba que se utiliza en algunos lugares de América del Sur para alumbrado casero o industrialmente para la fabricación de jabón y velas, así como para la preparación de baños insecticidas. De la corteza se pueden extraer taninos y contiene un alcaloide (Carapina) de aplicacion medicinal (Inafor et al. – Carapa guatemalensis Aubl.)

Algunas comunidades indigenas utilizan el aceite para eliminar garrapatas y piojos. También sirve como disolvente para extraer tintes vegetales para la pintura corporal. Pero es el uso medicinal de la andiroba el que se ha extendido a Guatemala, Perú, Colombia, Panamá, Trinidad, Venezuela y Brasil. El aceite crudo de andiroba tiene la consistencia de la manteca de cerdo, hasta el punto de que en la región septentrional se le llama aceite de oliva. Su nombre procede del tupí-guaraní «andi-roba», sabor amargo, y el olor de su aceite también es acre y molesto.

La vela de andiroba se utiliza como repelente, su combustión no produce humo tóxico ni hollín, no tiene olor.

Los indígenas utilizan tradicionalmente el aceite extraído de sus semillas para frotar tejidos inflamados, como repelente de insectos o antifeedante. Los antifeedantes son sustancias que, al ser probadas con insectos, inhiben su alimentación de forma permanente o temporal. Al repeler insectos previene enfermdades tropicales. Regina Villela (natuscience@andiroba.com.br)

Sustitutos

El Güino ha sido recomendado en Holanda como un sustituto del Roble (Quercus spp.) y de La Caoba e igualmente del Cherry (Prunus serotina) y el Black walnut (Juglans nigra) en los Estados Unidos.

Fuentes: «Carapa guianensis.» Smithsonian Tropical Research Institute; ITTO; Regina Villela (natuscience@andiroba.com.br); Las maderas en Colombia, fasciculo 14, SENA

Blanco, J. 2020. Caracterización de las 30 especies forestales maderables más movilizadas en Colombia provenientes del bosque natural. 2020. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y Unión Europea. Colombia. Bogotá, 2020. Producto elaborado en el Marco del Convenio 481 de 2019, entre Minambiente-FAO para la Asistencia Técnica para la Implementación del Modelo de Forestería Comunitaria e impulso a la economía forestal.

Referencias
Cordero et al. – Árboles de Centroamérica, Carapa guianensis; OFI-CATIE, p 438
Inafor et al. – Carapa guatemalensis Aubl.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *