Los 4 peligros de abandonar las cuentas corporativas en las redes sociales

Desde principios de la década pasada las redes sociales empezaron a hacerse presentes en nuestras vidas y cada vez más su influencia se fortalece. No solamente marcan la pauta en la manera en cómo nos comunicamos, sino también influyen en los productos y servicios que consumimos a todos los niveles. Por esta razón es muy importante que las marcas estén presentes en ellas.

El asunto con las redes sociales y las marcas es que muchas veces las segundas quieren mantenerse en la vanguardia con lo último que sale en Internet y a causa de esto cada vez que empieza a posicionarse una nueva plataforma, las empresas quieren estar presentes en la misma. Esto no es una mala idea cuando se hace desde una estrategia bien pensada con objetivos establecidos, pero cuando se hace al azar lo más probable es que no se logren conseguir los resultados esperados.

Para que esto no ocurra, lo mejor es elegir con cuidado las redes donde estará presente la marca, así se pueden planificar mejor las estrategias que se llevarán a cabo y habrá mayores posibilidades de éxito. Mira estos pasos de Gananci para aprender a elegir las RRSS donde tu negocio necesita estar según el mercado que maneja, su audiencia, industria y más.

Cuando un negocio empieza a incursionar en las redes sociales sin tener una metodología en mente ni la información necesaria, lo más probable es que se esté desperdiciando tiempo y esfuerzo al no enfocarlas de forma estudiada. Una práctica todavía más desatinada es cuando los negocios, en su afán de querer estar presentes en cuanta red social exista, se abren perfiles en cada una de ellas y terminan gestionándolas todas de forma mediocre o una, o varias de ellas acaban en el olvido.

Algunas de las razones por las que las empresas abandonan sus cuentas corporativas en las RRSS son:

– Porque no cuentan con los recursos económicos para sostener la gestión debido a situaciones inesperadas

– Porque no desarrollaron desde el principio una estrategia adecuada para sus necesidades que se pudiera sostener en el tiempo

– Al no ver resultados palpables durante la gestión

– Queriendo evitar un escándalo que se suscitó en la plataforma

– Al tomar como decisión enfocarse más en otras RRSS

Estas son solo algunas de las razones más comunes por lo que eso ocurre. En la actualidad hay miles de perfiles abandonados en las redes sociales, tanto de personas naturales como cuentas corporativas. En este texto nos centraremos en el daño que hacen estas cuentas abandonadas a las respectivas marcas que tuvieron a bien crearlas en su momento y que ahora se encuentran inertes en la red.

Si al evaluar tus cuentas en las RRSS notas que hay ciertos perfiles que no vale la pena seguir gestionando por diferentes razones que puedas tener, lo mejor es eliminar del todo esos perfiles que ya no estás actualizando para evitar lo siguiente:

– Que tú no le prestes más atención a uno o varios de los perfiles corporativos que tienes no quiere decir que tus clientes o prospectos tampoco vayan a ver dicho perfil. Al hacer una rápida búsqueda cualquiera es capaz de encontrar el perfil abandonado, lo que puede causar:

  1. Que tus clientes o prospectos piensen que tu negocio ya no está funcionando. Hoy en día las redes sociales y la información que encontramos en las mimas influyen significativamente en nuestras opiniones.

Imagina esto: un cliente que tiene mucho tiempo sin visitar tu empresa tiene necesidad de lo que comercializas y recuerda el buen servicio que le prestaste en el pasado, por ende te busca en las redes sociales que esa persona utiliza y así conocer tus horarios. Se encuentra con un perfil que no ha sido actualizado en los últimos 2 años, lo que le lleva a creer que la empresa ya no existe y a buscar nuevas alternativas para suplir su necesidad.

2.- Un perfil abandonado hace lucir a la empresa como descuidada. Si no es capaz de gestionar y/o invertir en una plataforma que es tan importante para su reputación, eso puede hacer que muchos supongan que en sus procesos internos la empresa puede ser igual de descuidada.

3.- Una cuenta corporativa abandonada deja de prestar el servicio a sus clientes y relacionados. Muchas personas tratarán de interactuar sin fijarse en las fechas de actividad. Por supuesto no tendrás acceso a dichas interacciones y los usuarios que las hayan hecho pueden quedarse con la idea de que simplemente esa empresa no responde a sus inquietudes ni le interesa la opinión de su audiencia, lo cual es perjudicial para la reputación de la marca.

4.-  Asimismo, otro de los daños que puede causar un perfil abandonado en las RRSS, es que cuando los usuarios se den cuenta de esto pueden percibir a la marca como que se ha quedado en el pasado y no ha sido capaz de evolucionar junto con ellos y tu competencia tendría ventaja en ese sentido.

Es mucho más saludable tener solo dos perfiles en dos plataformas clave y gestionados de manera eficaz, a tener “presencia” en 6 plataformas, pero de manera mediocre.

Para que no tengas la necesidad de abandonar un perfil o eliminar ninguna de tus cuentas en las redes sociales, lo principal es, como mencionamos anteriormente, saber elegir bien cuáles son las plataformas en las que nos damos de alta. Segundo, seguir un plan para que podamos medir a través de indicadores nuestro éxito y actuar en base a datos reales. Si te interesa ampliar esta información, mira en Gananci estas estrategias para redes sociales que te ayudarán a gestionarlas eficazmente.

___________________________________________
Descripción de la autora: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *