El manejo forestal, un bien necesario para el desarrollo sostenible de Colombia

Plantación de Eucalyptus camaldulensis en el departamento de Bolívar

Colombia debe fortalecer su desarrollo sostenible. Con la creciente problemática del calentamiento global, es sabido que el transporte, la producción de alimentos y la construcción son los principales generadores de CO2 en la atmósfera. Todos los colombianos tenemos el derecho y el deber de entender el papel trascendental que juegan los árboles y los bosques en el sendero hacia un equilibrio ambiental y el manejo sostenible de nuestro entorno.  

Hoy los invito a formar parte del cambio en el direccionamiento socioeconómico del país, (que hoy depende del petróleo, el carbón y la minería), involucrando el uso la madera, que contrarresta directamente la contaminación. En el sector de la construcción, la madera ha demostrado ser el mejor aliado, capaz de sustituir los materiales utilizados tradicionalmente, ladrillo, cemento, acero y aluminio, entre otros, permitiendo, además, que los residuos sean combustible limpio generador de calor y energía sustentable, reemplazando el petróleo, el carbón y el gas natural. 

En Colombia se han hecho esfuerzos políticos para controlar la deforestación, la destrucción de bosques naturales y la pérdida de la biodiversidad, que han resultado fallidos, abandonados o implementados precariamente. Es urgente revisar y actualizar las leyes y proyectos aprobados a nivel gubernamental, que no han sido ejecutados. Se requiere coordinación entre la Presidencia y todos los ministerios involucrados, para lograr una conexión sincronizada en procura de poner en marcha las políticas que ordenen el desarrollo de las cadenas de valor desde el bosque, permitiendo construir una estructura sostenible con las comunidades cercanas. 

¿Por qué hay que priorizar la administración maderera en el país? 

El gran potencial del sector forestal contribuye al desarrollo económico y social, su aporte ambiental es inmenso por ser un recurso natural renovable, reciclable y biodegradable, que, durante su crecimiento, captura CO2 y emana oxígeno; al ser usado se convierte en un almacén de carbono que desmitifica el concepto de inmortalidad intocable que se atribuye a los árboles y los bosques, ya que administrando su crecimiento y desarrollo con conocimiento y compromiso traerá solo beneficios. Los árboles, como todos los seres vivos, nacen, crecen, dan frutos y semillas para continuar su reproducción. Administrarlos con conocimiento significa garantizar que una parte de la superficie cubierta por bosques naturales, como los Parques Nacionales Naturales y las Áreas Protegidas, entre otros, se preserven en forma estricta, por su alta importancia ecológica.

Las principales organizaciones ambientalistas mundiales han cambiado el enfoque de protección y conservación de los bosques naturales con el que se estigmatizaba el aprovechamiento forestal; y en su lugar, conducen sus acciones a construir el proceso hacia el manejo sostenible. En la franja tropical del planeta cada vez hay más proyectos orientados a la aplicación de estos principios de desarrollo sostenible. A través de la historia, se ha entendido que con el manejo sostenible de los bosques naturales se garantiza su futuro, al tiempo que se contribuye con las comunidades de muchas maneras, aprovechando la madera como un aliado natural. 

La madera en la construcción 

Las tendencias mundiales resaltan la construcción sostenible en madera como la estrategia ambiental por excelencia para reducir las emisiones de CO2, por ser un recurso más eficaz que otros materiales usados tradicionalmente para la construcción: 

La Madera;

  • Requiere menos energía en su transformación. 
  • Soporta mejor los movimientos sísmicos, por su peso y flexibilidad. 
  • Ofrece mejor aislamiento térmico al frío y al calor. 
  • Brinda aislamiento acústico. 
  • Los cimientos son más económicos. 

El ladrillo y el cemento necesitan 100 % más de energía que la madera para obtener la materia prima.  Las estructuras en acero, 150 % más; y perfiles y componentes de aluminio, 180 % más. 

Con la tecnología especializada en estructuras de madera, se ha comprobado que resiste mejor a un incendio que los materiales tradicionales y está permitiendo la construcción de edificios de más de 20 pisos, centros comerciales, gimnasios, auditorios, naves industriales y grandes estructuras viales, entre otros. 

Su durabilidad es indiscutible: hay cientos de construcciones con más de 200 años que son prueba de ello, en grandes estructuras, edificios y puentes, las estructuras en madera han cumplido y cumplen con los requerimientos más exigentes. 

La madera en cifras 

  • Colombia tiene un territorio continental de 115.000.000 hectáreas. 
  • El 70 % está catalogada como de vocación forestal. 
  • El 53 % tiene cobertura de bosque natural. 
  • El 0,43 % corresponde a plantaciones reforestadas para uso industrial.

Ejemplos relevantes de plantaciones en Latinoamérica 

  • Colombia tiene el 0,43% de su territorio (520.000 ha) en plantaciones.
    • Somos importadores de madera y sus derivados.
  • Chile tiene el 5,4% de su territorio (2.800.000 ha) en plantaciones.
    • Es el segundo rubro de exportaciones en el PIB en dólares, compite con las exportaciones de carbón de Colombia. 
  • Uruguay tiene el 6,5% de su territorio (1.150.000 ha) en plantaciones. 
    • Es el segundo rubro de exportaciones.

Colombia tiene vocación forestal, por su ubicación en el trópico, por su biodiversidad y una industria capaz de construir y potenciar un desarrollo social, económico y medioambiental sostenible. Cuenta con una comunidad de expertos en el sector forestal que está dispuesta a comprometerse activamente con los actores interesados para revisar y proponer la actualización que se requiere para el mejoramiento de su gobernanza forestal, la conservación y administración sostenible de los bosques, para su mejor aprovechamiento. 

Adolfo Aristizabal Taylor 
Marzo 15, 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *