Colombiana crea mapas 3D para habitantes del bosque

Una mujer nativa en Apetina (Surinam del Sur) está ayudando a hacer un mapa. Foto: Sara Ramírez Gómez.

Los bosques tropicales son esenciales para nuestro clima y biodiversidad, pero están bajo presión debido al robo y la extracción de recursos. Las comunidades indígenas son esenciales para la preservación de los bosques. Solo que no había una buena manera de comunicarse con la población local sobre su hábitat y el efecto del robo. Junto con ellos, la candidata a doctorado Sara Ramírez Gómez de la Universidad de Utrecht creó mapas tridimensionales de su entorno de vida y, por lo tanto, una herramienta básica para comunicarse con el mundo exterior. Ramírez Gómez defendió su disertación el 27 de septiembre de 2019 en el Edificio de la Academia de la Universidad de Utrecht.

Imagine una caravana de excavadoras que atraviesan su patio trasero en un día normal. Conducen los manzanos y abedules y se dirigen al jardín del vecino. Su jardín se cerrará y en poco tiempo su jardín trasero será un pasto donde las vacas de otros pacerán.

Diversión para el hábitat y la biodiversidad

Le sucede a las comunidades indígenas en los bosques tropicales de América del Sur y en otros lugares. Sin ninguna forma de consulta, el gobierno emite concesiones en su hábitat. Construyen caminos, permiten talar grandes áreas de bosque y transformar hectáreas de tierra en tierras agrícolas. Esto no es solo una invasión del hábitat de la población indígena, sino que también es desastroso para la biodiversidad y los recursos de carbono de los bosques tropicales. Y con eso un ataque al clima global.


Le puede interesar leer:
· Las comunidades indígenas locales protegen 5 veces más carbono de lo pensado.
· Los conocimientos de los indígenas vitales en la conservación de los bosques.
· Estudio: «La lucha por los derechos a la tierra. Reducir la inequidad entre las comunidades y las empresas»


Gestión sostenible durante siglos

Las comunidades indígenas tienen el mayor conocimiento sobre su hábitat. Han estado manejando los bosques de manera sostenible durante siglos. Pero no hay comunicación entre ellos y los gobiernos, porque faltan los medios correctos de comunicación. Sara Ramírez Gómez, de Colombia, habló con comunidades indígenas en la Amazonía colombiana y en Surinam. Junto con los residentes, desarrolló herramientas básicas para comunicarse con el mundo exterior.

Aprende a compartir conocimientos valiosos

«Un residente de una comunidad indígena no podía señalar directamente en un mapa dónde vive», dice Sara Ramírez-Gómez, de la Universidad de Utrecht. Ella habló con más de 1.000 miembros de comunidades indígenas y organizó talleres para enseñarles cómo compartir sus valiosos conocimientos. “Ellos saben dónde y cómo corre el río y qué tan lejos está de su pueblo. También saben en qué parte del bosque crecen las plantas comestibles y dónde se puede atrapar la mayor parte del juego. Junto con las comunidades, comencé a trazar un mapa de cómo se ve su entorno ”.

Miembros de la comunidad Saamaka (en el área de Upper Suriname) durante el taller de modelado 3D. Foto: Sara Ramírez Gómez.

Un modelo tridimensional físico

«Pero las tribus no conocen un mapa bidimensional», continúa Ramírez Gómez. “Su hábitat no es plano, pero tiene diferencias de altura. Un río es bajo y la tierra a su alrededor es más alta. Descubrí que en un modelo físico tridimensional de su entorno, pueden mostrar claramente el efecto de la presión externa que se ejerce. Y cuáles son las áreas valiosas que deberían dejarse en paz. «Eso no solo es beneficioso para las comunidades indígenas, sino también para el clima y la biodiversidad global ”.

Se puede usar en todo el mundo

En Surinam, el trabajo de Ramírez Gómez con la población indígena ha llevado a la declaración de una gran área indígena, el Corredor de Conservación del Sur de Surinam . Pero, por supuesto, existe la posibilidad de que los gobiernos locales o nacionales no estén interesados ​​en comprometerse con las comunidades indígenas. En ese caso, las herramientas de Ramírez Gómez proporcionan un medio de comunicación con el resto del mundo. “Y los problemas no solo ocurren en los bosques tropicales de América del Sur. En Borneo, por ejemplo, vemos exactamente lo mismo. Espero que los resultados de mi investigación puedan usarse en todo el mundo «, concluye.

Fuente: Universidad de Utrecht.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *