¿Pueden los árboles y los bosques reducir las inundaciones?

Las tormentas están dejando su huella. Cada año, las fuertes lluvias torrenciales están trayendo miseria a miles de personas en todo el mundo. Y ha despertado un gran interés en el papel que pueden desempeñar los árboles para mantener seguras a las personas y las propiedades.

El cambio climático significa que veremos más fenómenos meteorológicos extremos. Pero usando árboles y bosques podemos mejorar la gestión del riesgo de inundaciones para disminuir los efectos devastadores de las inundaciones.

La interceptación de la lluvia por los árboles puede extender el efecto de la lluvia durante un periodo largo. Foto: icsilviu

¿Por qué se experimentan más inundaciones?

El cambio climático ha aumentado la probabilidad de eventos de lluvias extremas que ahora se consideran un factor de riesgo significativo para el mundo.

Los cambios en los paisajes rurales y urbanos también significan que la lluvia golpea el suelo a mayor velocidad y tarda mucho más en drenarse, lo que aumenta el riesgo de inundaciones.

Estos son los principales tipos de inundaciones que afectan a las comunidades.

Inundación del río

Cuando un río no puede hacer frente a la cantidad de agua que ingresa y se desborda.

Foto: Anvel

Inundaciones de drenaje y alcantarillado

Después de fuertes lluvias cuando los desagües se han bloqueado.

Lea: La importancia de los techos verdes ante el incremento de las lluvias.

Inundación costera

Cuando el clima y las condiciones de las mareas se combinan para aumentar los niveles del mar, inundando las zonas costeras. Este tipo de inundación puede surgir tierra adentro, afectando a menudo a los vecindarios cercanos.

¿Cómo pueden ayudar los árboles con las inundaciones?

Las inundaciones representan un grave riesgo. Pero hay esperanza.

Podemos responder a las inundaciones plantando más árboles. Ayudan a reducir las inundaciones de varias maneras, al tiempo que secuestran carbono, agregan valor a nuestras vidas y mucho más. Así es como lo hacen.

Cubierta de dosel

La lluvia golpea el suelo a mayor velocidad donde hay una falta de cobertura arbórea. Un dosel de hojas, ramas y troncos frena la lluvia antes de que toque el suelo simplemente interponiéndose en el camino. A esto lo llamamos intercepción.

La intercepción de la lluvia por los árboles puede extender el efecto de una tormenta de lluvia durante un período de tiempo más largo. Esto permite que parte del agua (los estudios sugieren que hasta un 30 %) se evapore de regreso a la atmósfera directamente desde el dosel sin llegar al suelo. Todos los árboles actúan de esta manera, pero nuestros árboles nativos de hoja ancha lo hacen mejor en el verano cuando están llenos de hojas, pero incluso en invierno los árboles pueden interceptar y reevaporar la lluvia.

Raíces

Los sistemas de raíces ayudan a que el agua penetre más profundamente en el suelo a un ritmo más rápido debajo y alrededor de los árboles. Esto significa menos escorrentía superficial y más almacenamiento de agua en el suelo.

Los sistemas de raíces ayudan a que el agua penetre más profundamente en el suelo a un ritmo más rápido debajo y alrededor de los árboles. Foto: Pezibear

En las zonas rurales, la eliminación de árboles y setos y los cambios en los cultivos han aumentado la escorrentía de los campos. La plantación de árboles y setos puede ser eficaz para aumentar la infiltración de agua y reducir y retardar la escorrentía en las tierras de cultivo. Las tasas de infiltración de agua pueden ser 60 veces más altas dentro de los cinturones protectores de árboles que en las tierras de cultivo adyacentes.

Árboles urbanos

En pueblos y ciudades, el aumento de superficies impermeables, como carreteras, aceras y entradas de vehículos, ha provocado un aumento de la escorrentía de aguas superficiales. Después de las inundaciones en todo el Reino Unido en el verano de 2007, un informe de Sir Michael Pitt identificó la pavimentación de los jardines delanteros y traseros como un factor importante en el movimiento del agua superficial en pueblos y ciudades. Alrededor de dos tercios de todas las inundaciones de 2007 se debieron a la escorrentía de aguas superficiales.

Los parches de suelo desnudo alrededor de los árboles de la calle a veces están cubiertos por asfalto. Eliminar esto es una manera fácil de mejorar la infiltración de agua en áreas urbanas. Foto: LEEROY Agency en Pixabay 

De interés: Cuando un suelo está bien manejado, puede ser una eficiente esponja de agua de lluvia.

Un aumento de los espacios verdes podría reducir drásticamente la escorrentía en las zonas urbanizadas. También hay otras formas más pequeñas de marcar la diferencia. Por ejemplo, los pequeños parches de suelo desnudo alrededor de los árboles de la calle, conocidos como alcorques, a veces están cubiertos por asfalto. Quitar el asfalto es una manera fácil de mejorar la infiltración de agua en áreas urbanas.

Presas y madera muerta

Pero los árboles pueden ayudar a reducir las inundaciones incluso cuando no están en el suelo. Las presas de madera y los deflectores se colocan cuidadosamente y se diseñan individualmente como medida de prevención de inundaciones.

Estas represas se pueden usar para dirigir el agua hacia áreas preferenciales, aumentando el almacenamiento temporal de agua y ralentizando el flujo de agua. Son una solución de bajo costo que utiliza materiales y procesos naturales.

Luchar contra las inundaciones en tierras bajas

En Smithills Estate, cerca de Bolton en Reino Unido se ubica a 456 m sobre el nivel del mar limita con una gran zona urbana. Se trató de descubrir la efectividad de las medidas de prevención de inundaciones en las tierras altas y cómo pueden ayudar a aliviar cualquier inundación en las tierras bajas.

Se han construido represas con goteras en tierras bajas con el objetivo de reducir la velocidad del flujo de agua durante lluvias fuertes. Foto:

Una de las medidas son las represas con fugas, que se han colocado en lugares estratégicos en las tierras altas. Están hechos de pilas de troncos, cada uno colocado más abajo que el anterior, creando un paisaje escalonado. A medida que el agua llena cada paso y se filtra lentamente a través de los espacios entre los troncos, disminuye el flujo y absorbe el agua.

También hay humedales y raspaduras, lo que implica la creación de una excavación poco profunda para retener el agua en el paisaje.

Hasta el momento las medidas están dando resultados positivos, reduciendo los niveles de exceso de agua. 

Fuente: Woodland Trust.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.