7 kilómetros de listones en madera de árboles fresno enfermos

Binthout en Zwolle está ocupado con varios proyectos locales y regionales, en los que la empresa procesa madera de fresno de alta calidad a partir de árboles que tuvieron que ser talados en su propio municipio debido a la descomposición del árbol ceniza o fresno.

En 2018, el municipio de Zwolle tuvo que talar unos dos mil fresnos. Los árboles afectados por la descomposición de las cenizas eran peligrosos para el medio ambiente porque las ramas podían estallar en cualquier momento. Cuando resultaron ser de calidad suficiente para lucir vigas y tablones agradables, el municipio decidió dar uso a la ceniza de alta calidad para reutilizarla.

La firma Binthout luego cortó los árboles y los convirtió en mesas circulares para el instituto de entrenamiento de Zwolle Windesheim. Eso sucedió en colaboración con Blossom Architects y Zwartwoud.

Siete kilómetros de madera provenientes de árboles ceniza enfermos

El segundo proyecto es la nueva oficina de Salverda Bouw in ‘t Harde. Allí, las paredes de un atrio están cubiertas con siete kilómetros de listones estrechos de cenizas enfermas. La firma de arquitectura 19 The Atelier diseñó este atrio, que conecta las oficinas existentes y las nuevas.

Según Binthout, este proyecto no solo es sostenible y circular, sino que también hay 20,000 kg adicionales de CO2 almacenados en esta madera. Las paredes compensarían el consumo de energía de 22 hogares en un año.


Le interesa leer:
· Reutilizan en muebles la madera afectada de árboles muertos por insectos.
· El diseño arquitectónico puede dar una segunda oportunidad a árboles muertos en pie por plagas.


Los fresnos de Zwolle cubren las paredes de Salverda Bouw

Estos listones ahora adornan la nueva oficina (una extensión del edificio actual)  de Salverda Bouw en ‘t Harde. Con los planes para la expansión de su oficina, se decidió que la nueva oficina debería llevarse a cabo de la manera más sostenible y circular posible. Salverda llegó a Binthout con esta ambición. El arquitecto del proyecto, 19 Het Atelier, diseñó un atrio con revestimiento de madera que conecta la oficina existente y la nueva. Este revestimiento para paredes está hecho completamente de madera de fresno. Esta madera fue cosechada en Zwolle y se aserró en el taller en cientos de listones estrechos. Cuando se ingresa al atrio, se aprecia una hermosa pared interior que se ha extraído y producido en un radio de 50 kilómetros. Los árboles, que tuvieron que ser talados debido a una enfermedad, han encontrado un nuevo destino muy cerca de casa.

Además, también hay otros 20,000 kg de CO 2 almacenados en esta madera. Este muro solo compensa el consumo de electricidad de 22 hogares en todo un año. Es solo una gota en general, pero con cada producto hermoso que hacemos, aún podemos retener un pedazo de naturaleza.

La sostenibilidad y la circularidad son fundamentales para el diseño de la extensión del edificio de oficinas. El control climático de toda la oficina es ‘totalmente eléctrico’. La energía se genera mediante una gran cantidad de paneles fotovoltaicos. Desde la estructura del casco hasta los acabados finales de piso y pared, se han utilizado tantos materiales y productos circulares como sea posible. Un producto circular visible es, por ejemplo, la nueva fachada exterior que consiste en ladrillos con revestimiento ClickBrick. El atrio tiene una pared de madera que lo rodea. Esta cubierta es de Inlands Essenhout, procedente de los árboles talados por enfermedades en los alrededores de Zwolle.

Fotografías: Ruud Ploeg.
Fuentes: 19 het atelier, Salverda, Houtwereld, Binthout.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *