La gestión forestal, un método invisible para la prevención de incendios

Foto: Allpe

Una buena gestión forestal tiene el objetivo principal de mejorar la productividad de montaje de manera sostenible, garantizando al mismo tiempo la persistencia y estabilidad de los ecosistemas, sino que también se presenta como un factor clave en la prevención de incendios forestales.»Muchas plantaciones bien gestionadas pueden sufrir incendios, pero será más fácil de controlar, ya que reduce la velocidad de propagación del fuego», explica Luis Ortega, jefe del Servicio de Gestión Forestal del Departamento de Asuntos Rurales.

Los temas a ser considerados por el propietario para el manejo adecuado de sus parcelas se encuentran en el orden de la Consejería de Medio Rural describiendo buena forestal práctica. El orden ofrece una docena de modelos forestales para las diferentes especies (país de pino, pino radiata, eucalipto, castaño, etc …) exponemos los temas que deben hacerse cargo de los propietarios, como el patrón de la siembra, la densidad de árboles por hectárea, la poda de hacer, compensación y raro.

«El propósito del modelo es el de mejorar el manejo forestal, armonizar y hacer que sea más responsable, pero llevar implícito un papel importante en la prevención de incendios -destaca Luis Ortega. Si el propietario se ocupa de cuestiones como la regulación de la densidad correcta, poda los árboles y tritura los restos de corta; podrá haber fuego en la montaña, pero propagará más lentamente. Será difícil de extender y hay cuencos de fuego, ya que las llamas se mueven de copa en copa «.

Disposición de montaje
Los modelos forestales diseñados por el Consejo constituye una referencia para la disposición del lote por los propietarios de bosques, más de 600.000 en la India. Los propietarios pueden adquirir algunas herramientas de gestión o el bosque previsto en la Ley de Montes de Galicia o de adherirse al modelo forestal que más les convenga. A partir de 2020 no se autoriza la silvicultura en las colinas no tienen estas herramientas.

A partir de 2020 no se autorizan aprovechamientos en las montañas que no tienen herramientas de gestión

Los planes de gestión son comunes en las comunidades u organizaciones que agrupan a los propietarios privados, pero no por pequeños propietarios individuales. «El propietario individual puede optar por hacer una gestión de documentos compartidos, o la asociación con varios vecinos. Eso significa que la gestión tiene que ser realizado por un técnico y debe ser aprobado por la Administración. Sin embargo, muchos propietario de parcelas quieren seguir haciendo una gestión única, se unirán al bosque modelo «, explica Luis Ortega.

Bosque de Buenas Prácticas
para que regula los modelos forestales incluye un anexo con una lista de las prácticas forestales para ser considerado por los propietarios. Entre ellos incluyen los siguientes, que están relacionados con la prevención de incendios forestales:

– Cumplir con las distancias mínimas establecidas en la Ley Forestal de Galicia para la reforestación o regeneraciones naturales. Las distancias de los árboles a los hogares y las zonas rurales son coincidentes con las disposiciones de la Ley de Prevención de Incendios: 30 metros de pinos y eucaliptos y 15 metros para las especies de madera como el castaño. También define, entre otros, las distancias a otras parcelas forestales (2 metros), los senderos del bosque (4 metros en general, de 2 metros de madera) y carreteras (10 metros de pino y eucalipto de madera de 4 metros).

Pinos y eucaliptos deben mantener una distancia de 30 metros a los hogares

– Medidas Favoreceranse de la infraestructura y la silvicultura, incluida la ejecución y el mantenimiento de los pastos, lo que garantiza la discontinuidad horizontal y vertical de la biomasa forestal.

– Las intensidades de poda deben ser de entre un tercio y la mitad de la altura total del árbol, no superior.

– Triturar los residuos forestales (no superior a 50 cm.) Después de la corta y hacer su difusión a través de cadenas de cazador o martillos. Alternativamente podrá eliminar los restos de la montaña para el aprovechamiento de la energía o compost, siendo aconsejable dejar un porcentaje mínimo del 30% (fracciones más finas) a fin de no afectar el ciclo de los nutrientes del suelo de manera significativa.

– Sobre las dificultades de mecanización justificadas, basados en porcentajes de pendiente -en todo caso superior al 30% – o para ser un terreno pedregoso o en riesgo de erosión, pueden hacer excepciones a la obligación de aplastar o la remoción de escombros, teniendo entonces convertido en un antro de los mismos.

«Es imposible de detectar y castigar a cada uno de los delitos. Tampoco la gestión forestal puede tener control policial «(Luis Ortega)

– Fomentar la formación de masas mixtas o al menos garantizar la aparición y el mantenimiento de las principales especies acompañantes, especialmente maderas nativas, que proporcionan una mayor estabilidad al ecosistema forestal.

El incumplimiento de las normas establecidas en la Ley Forestal, en el caso de distancias mínimas o trituración de los restos cortos, puede dar lugar a sanciones para los propietarios.»Tenemos por ejemplo muchos archivos abiertos por diferencias en el tema» -Reconoce Luis Ortega, aunque es imposible detectar y sancionar a todos y cada uno de los delitos que pueden cometerse en dos millones de hectáreas de bosques que tenemos en la India. Tampoco puede convertir la gestión forestal en la gestión policial. Lo que se busca con las sanciones es un efecto disuasorio «, concluye.

Fuente: Campo Galego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *