¿Por qué las palmeras resisten ante grandes tormentas?

Aunque de apariencia frágiles las palmas son más resistentes en comparación con los árboles de hoja ancha y otras coníferas como los pinos.

Al momento de llegar el huracán a tierra viene con inundaciones, los fuertes vientos y olas devastadoras, la lluvia y el agua se apoderan de las calles. Se comienzan a ver casas voladoras y grandes árboles caen por la fuerza de la tormenta, pero las palmeras se mantiene firmes.

La estructura de las palmeras funciona de forma similar a los edificios diseñados contra los terremotos. No se trata de buscar una mayor rigidez  para contrarrestar los temblores o fuertes vientos sino de absorber la energía mediante la elasticidad.

Los árboles son maestros de la ingeniería: la madre naturaleza realmente tiene un control sobre las cosas, y esto es especialmente cierto con los miembros altos y delgados de la familia botánica arecaceae. El ecólogo de plantas Dan Metcalfe explica que las palmeras tienen tres características distintivas que las ayudan a sobrevivir a las condiciones de castigo de huracanes y ciclones, e incluso tsunamis.

Las palmas tienen raíces bastante densas
Ellas sacrifican tamaño por cantidad. En lugar de unas pocas raíces grandes ancladas en el suelo, las palmas producen una multitud de raíces más pequeñas que se extienden hacia las capas superiores del suelo, a diferencia de tener solo unas pocas raíces muy fuertes. Esto es especialmente útil cuando crece en la arena. Al aumentar la cantidad de raíces que depositan, las palmas pueden aferrarse a un mayor volumen de suelo y, por lo tanto, poseen una base mucho más pesada. Esto los mantiene parados en todas las condiciones menos en las peores condiciones.

Foto: 21 and married.

Un tronco enredado
El tronco de un pino o roble crece en un patrón radial; los anillos anuales efectivamente forman una serie de cilindros huecos uno dentro del otro, dice Metcalfe. Mientras tanto, el tallo de una palmera está hecho de muchos pequeños haces de material leñoso, que Metcalfe compara con los haces de cables dentro de un cable de teléfono. El escribe:

El enfoque del cilindro proporciona gran resistencia para soportar el peso (resistencia a la compresión) lo que significa que el tronco de un roble puede soportar un gran peso de ramas, pero una flexibilidad limitada en comparación con el enfoque del haz, que permite que el tallo de la palma se doble a 40 o 50 grados sin romperse. Dice el ecólogo de plantas Dan Metcalfe

Las palmeras se rompen en condiciones extremas, pero son mucho más duras en este aspecto que otros árboles.

Para comprender mejor las adaptaciones de la palma, primero se debe considerar su lugar en el árbol evolutivo. Las palmas son monocotiledóneas y tienen más en común con las gramíneas que con árboles como robles o pinos. Su madera evolucionó independientemente de otras especies de árboles. Echa un vistazo a un tocón de palma. En lugar de anillos, verá una estructura densa de pajitas que se asemejan a la sección transversal de un cable telefónico. Esto se debe a que las palmas no producen tejidos de xilema secundarios que les dan a los árboles sus anillos. Esto los hace mucho más flexibles que sus vecinos dicotiledóneos. Mientras que los bosques de robles y arces son muy buenos para soportar una gran cantidad de ramificaciones, es considerablemente más rígido que el de las palmas. Las palmas renuncian a ramas pesadas para hojas grandes y, por lo tanto, invierten más en flexibilidad.

Foto: In defense of plants.

Hojas muy inteligentes
Aunque la mayoría de los árboles dependen de su hermoso dosel de ramas, ramitas y hojas para extenderse y absorber tanta luz solar como sea posible, el dosel también puede absorber mucho viento y agua. En una gran tormenta, el dosel puede actuar como una vela de barco y arrastrar al indivuiduo; las ramas pueden cortarse fácilmente, así como el desprendimiento de todo el dosel.

Mientras tanto, piensa en una palmera. No tienen ramas que se extiendan ampliamente, sino hojas enormes con una espina dorsal flexible y central, como enormes plumas, señala Metcalfe. Cuando hace buen tiempo, las frondas se extienden y forman un dosel fino, pero en casos de fuerte viento y agua … ¿qué hacen las frondas? Se doblan! Con menos resistencia contra los elementos, es mucho más probable que pasen intactos. Por supuesto, algunas hojas pueden sufrir y los desechos de la palma son parte de la limpieza de la tormenta, pero como Metcalfe escribe sobre las hojas perdidas, «son mucho más ‘baratas’ para reemplazar la palma de lo que sería un dosel completo de ramas».

Foto: El Venezolano.

Por supuesto, estas son generalizaciones bastante amplias. No todas las palmas han evolucionado en respuesta a tales eventos meteorológicos punitivos. La investigación ha demostrado que tales adaptaciones son más frecuentes en las palmas que crecen en lugares como el Caribe que en las palmas que crecen en las selvas tropicales de América del Sur. De todos modos, su historia filogenética ha resistido la prueba del tiempo y continuará haciéndolo durante bastante más.

Fuentes: In defense of plants, Voz Populi, Tree Hugger21 and married.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *