Promoción de la legalidad en el sector forestal privado: obstáculos e incentivos para la formalización

Las microempresas, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) del sector forestal informal a menudo se identifican como «ilegales» cuando su modo de producción, fuente de materias primas o incluso su existencia legal no se ajusta a los requisitos reglamentarios de su país. Esta caracterización no reconoce las complejas circunstancias que enfrentan muchas MIPYMES, especialmente en países donde los requisitos para el cumplimiento de la legalidad y el logro del estatus formal no son claros.

Esta situación plantea una pregunta a la que se enfrentan con frecuencia los profesionales que trabajan con las MIPYMES del sector forestal: ¿se debería alentar a las MIPYMES a formalizarse para evitar ser etiquetadas como «ilegales»? Reconociendo que las MIPYMES tienen razones válidas para perseguir o evitar la formalización, este escrito no juzga esta cuestión, sino que argumenta que es más importante asegurar que las MIPYMES reciban beneficios concretos cuando decidan formalizarse.

Es tarea de los profesionales, los gobiernos y las partes interesadas contribuir a la creación de un entorno propicio que recompense a las MIPYMES por formalizarse. Al hacerlo, los profesionales permiten que las MIPYMES obtengan los beneficios esperados del estatus formal, como asegurar medios de vida y oportunidades para el crecimiento económico y el empleo decente.

Descargue el informe Promoción de la legalidad en el sector forestal privado: obstáculos e incentivos para la formalización (en inglés) dando clic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.