¿Qué son productos forestales?

Materias primas para construir viviendas, puertas, muebles, papel periódico, cartones, envases, entre muchos otros, son posibles de obtener gracias al trabajo de sembrar, cultivar y cosechar árboles.

La industria forestal genera una amplia gama de productos cuyos usos satisfacen las necesidades más elementales de la sociedad.

Estos productos se clasifican en las siguientes categorías principales:

La madera aserrada: Obtenida luego de cortar los árboles cosechados en tablas de diferentes dimensiones. Corresponde a un producto final, pero también se puede remanufacturar, para obtener madera elaborada y molduras, entre otros.

Los tableros y chapas: Que se dividen en tres categorías:
• Los contrachapados o terciados, obtenidos a partir de troncos que se debobinan (1) y transforman en láminas que luego son pegadas, prensadas y lijadas.
• Los tableros de fibras, se obtienen aplicando calor y/o presión a una base de fibra lignocelulósicas, el proceso de fabricación y cohesión se produce por las propias sustancias de la madera, en un proceso húmedo. Los tableros de fibra de Densidad Media se someten a un proceso termomecánico de desfibrado, la fibra se mezcla con aditivos y finalmente pasa a un proceso de prensado en donde se aplica presión y temperatura.
• Los tableros de partículas están compuestos de partículas de madera (aserrín, viruta y similares) unidas entre sí mediante un adhesivo. Su uso más frecuente es en construcción como revestimiento de tabiques, muros y pisos en zonas secas.

Las astillas de madera: Obtenidas ya sea como subproductos de los procesos de aserrado y contrachapado, o como resultado del picado de trozos en plantas astilladoras, que luego son usadas para la elaboración de tableros, celulosa y como combustible. Las astillas son el insumo para producir la celulosa

La celulosa: Surge del proceso de separar la celulosa de otros elementos presentes en la madera, como lignina, hemicelulosa, resinas, ceras y grasas. Para ello, las astillas (provenientes de aserraderos o directamente de las trozas de madera) pasan a un proceso de digestión, donde se les aplican altas presiones, formando una pasta que es sometida a varios lavados y secados posteriores. La pulpa resultante se distribuye formando láminas que pasan por distintos procesos de finalización, tales como secado, dimensionado, prensado, apilado y embalado. Según el uso que tenga el producto final, la celulosa puede ser blanqueada o no blanqueada.
• Celulosa blanqueada: Se obtiene tras separarla de la lignina. Es la materia prima para producir papel más blanco. El papel blanco es el tipo de papel más demandado en el mundo, tanto por sus favorables características para la impresión y escritura (libros, cuadernos, fotocopia, impresión) como también por la apariencia de material limpio (papel tissue).
• Celulosa no blanqueada o cruda (UKP): Proviene normalmente de madera de pino. La celulosa cruda no se somete a un proceso de blanqueo y se utiliza principalmente en la fabricación de embalajes, papeles para bolsas y de envolver.
Otros productos forestales son: Madera elaborada cepillada, molduras sólidas y de fibra, muebles de madera, puertas, ventanas y papeles, cartones y sus derivados.

Además, la industria forestal incluye otros productos llamados “no madereros”, tales como frutos, musgos, hongos, mimbre, o corteza, que si bien se comercializan tanto en Chile como en el extranjero, su producción es menos relevante en el conjunto del sector.

————————————–

(1) El debobinado es un proceso a través del cual se obtiene una chapa continua de madera mediante un corte tangencial a los anillos de crecimiento.

Fuente: CORMA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.