¿En verdad son malos los eucaliptos para el campo?

El eucalipto (Eucalyptus sp.) es un árbol que se encuentra ampliamente distribuido y debido a su crecimiento rápido es frecuente su empleo en plantaciones forestales para la industria de la madera, papelera o de productos químicos.

En Colombia la presencia del eucalipto se divide en  E. camaldulensis, E. tereticornis, E. citriodora y E. globulus. Las plantaciones se han hecho para obtener madera en rollo, madera para pasta, postes, ademes, leña y aceites esenciales (de E. globulus).

El eucalipto es una de las especies más controvertidas del sector forestal. Su mala reputación se debe principalmente a ser una especie introducida, considerada por muchos “invasora” y con una repercusión ecológica negativa allí donde se encuentre.

Foto: Eucalyptus globulus Labill

La primera causa es evidente, el eucalipto es una especie introducida, sin embargo, las otras causas no lo son tanto. El eucalipto no se encuentra entre las especies consideradas como especies exóticas invasoras. El aumento de esta especie está condicionado por el crecimiento rápido de la madera de eucalipto y el beneficio económico que esta madera proporciona a los propietarios. La repercusión ecológica negativa tampoco está demostrada. Por lo general, los eucaliptos se suelen cortan antes de poder ver la influencia con la vegetación que ahí se encuentre. Los eucaliptos poseen un dimorfismo foliar, es decir, sus hojas varían según la edad, lo que se traduce en un beneficio ecológico. Cuando son juveniles están enfrentadas, evitando la erosión del suelo y cuando los eucaliptos son adultos, las hojas son colgantes, dejando pasar la luz y dando lugar a bosques sin sombra.

Un ejemplo de que el eucalipto no tiene por qué tener una repercusión ecológica negativa se encuentra en O Souto da Retorta, Chavín (Lugo, España). Allí se plantaron eucaliptos (Eucalyptus globulus) entre 1884 y 1886 para contener los márgenes del río Landro y proteger un canal. Al no ser cortados por sus propietarios han mostrado poseer características de gran relevancia para la regeneración de la flora del lugar.

Pese a ser una especie controvertida, la madera de eucalipto tiene multitud de usos. El principal uso de la madera de eucalipto es para pasta de papel, pero también es frecuente su utilización en carpintería de interior, mobiliario, tableros, suelos, chapas, postes y apeas de mina.

Fuente: Maderea, FAO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *