5 pequeñas estrategias de supervivencia para tu negocio

¿Tu negocio está pasando por un momento difícil?

Tener un negocio nunca es una apuesta segura. Algunas veces puedes sentir que estás atrapado entre dos grandes rocas. Gracias al internet puedes llegar a más consumidores que se encuentren fuera de tu área local. Pero al mismo tiempo, a esas mismas personas se les hace fácil comparar precios en línea, encontrar información del producto y hacer compras en compañías alrededor del país, o del mundo.

Como resultado, puedes tener clientes llamándote para cancelar órdenes o pidiéndote rebajas. Bien sea que te dirijas a empresas o consumidores, existe una gran posibilidad de que tus clientes tengan menos tiempo y menos paciencia para los lanzamientos de ventas que en el pasado. Según Gananci, estas son algunas maneras de encontrar fuentes de ingreso en el  2018.

Entonces, ¿qué puedes hacer cuando tu pequeño negocio está viviendo momentos difíciles? ¿Cómo pueden aumentar las ventas y las ganancias? ¡La respuesta es ser proactivo!

Aquí van algunas estrategias a considerar, ¡toma nota!

  1. Reinventa tu negocio

No tienes que ser una gran compañía para reinventar tu negocio. De hecho, cuanto más pequeño sea tu negocio, será mucho más fácil cambiar de marcha y volver a la acción. Toma asiento y analiza de manera fría tus fortalezas, debilidades y posibles mercados. Luego hazte preguntas como:

  • ¿Los consumidores aún quieren comprar el tipo de producto o servicio que tú vendes?
  • ¿La industria y los estilos han cambiado desde que comenzaste tu negocio?
  • ¿Te has adaptado a los cambios?
  • Si no, ¿qué cambios deberías implementar para que tu negocio sea competitivo otra vez?
  • ¿Necesitas desarrollar nuevos productos o servicios?
  • Si existe un nicho que regularmente compra tus productos, ¿cómo puedes atraer más clientes del mismo tipo, y qué otra mercancía estarían dispuestos a comprar?
  1. Vende en internet

¿Estás vendiendo tus productos o servicios en línea? Si no es así, ¿por qué no? Si tus ventas van en picada y no estás vendiendo en línea o al menos captando clientes potenciales en línea, es el momento perfecto para que reacciones.

Incluso cuando las personas compran de la manera convencional (persona a persona), es muy probable que busquen información sobre el producto o la empresa antes de tomar una decisión sobre qué comprar y a quien. Si tienes un negocio, necesitas una página web.

  1. Entra en el mundo de las redes sociales

¿Tienes presencia en las redes sociales? Esto no será tu salvación, pero son muchísimas las personas que son usuarios activos en Facebook, Instagram, YouTube, Twitter, etc.

Encuentra cuál de las plataformas de redes sociales atrae el tipo de clientes que quieres y luego actívate en esos canales. Deja comentarios, responde preguntas, comienza debates relacionados a los productos que vendes y a la industria. Si no tienes tiempo, asígnale la tarea a otra persona.

  1. Piensa en el uso de smartphones

Un gran porcentaje de la mayoría de las empresas y consumidores son fácilmente alcanzables vía ordenador, smartphone o Tablet. Estas personas van desde adolescentes hasta retirados. El internet, gracias a su habilidad de buscar vendedores, productos y precios, ya no se limita al computador de escritorio, sino a las tablets y smartphones.

Por lo tanto, necesitas ser accesible a los dispositivos y métodos que las personas que quieres alcanzar prefieren.

  1. Contacta clientes anteriores

No asumas que un cliente que dejó de comprar tus productos nunca más volverá a ti. Las necesidades de los consumidores y las circunstancias cambian, así como las tuyas. Aquella súper corporación que no renovó tu contrato hace dos años debido a las cambiantes prioridades comerciales, pueden volver a cambiar de dirección y ser un buen prospecto ahora.

Aquel cliente que acudió a la competencia por un menor precio, no necesariamente está contento con la calidad o el servicio, por lo que puede ser receptivo en recibir una llamada tuya. O el gerente que empleó a tu mejor amigo ya no es parte de aquella gran compañía.

Si analizas bien tu negocio, puedes ver que muchas áreas requieren de cambios. La clave de lograr estos cambios es haciendo una lista de lo que se necesita hacer y estimar qué efectos tendrá cada cambio en las ventas y las ganancias.

¿Estás listo para salvar tu negocio?

___________________________________________

Descripción de la autora: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *