Una casa de madera prefabricada por un precio muy ecónomico es posible

Foto: Boklok de Ikea

Las casas prefabricadas de madera son las más baratas y las más extendidas en países referencia como Estados Unidos, ya que tienen mucha montañas y bosques repletos de esta materia prima, lo que la hace fácil y barata de conseguir, tanto para la construcción como a la hora de hacer ciertas reparaciones en donde con cambiar un par de tablones y repintar la cosa está hecha

Otro hecho importante es que los Estadounidenses se cambian de casa bastante más a menudo que en otros países, por lo tanto buscan algo asequible donde poder estar una temporada, y en caso de que por trabajo, causas personales o de diversa índole tengan que irse a vivir a otra casa poderlo hacer sin ataduras de tener que vender una casa bastante cara. Lo que da una idea del mercado tan importante que hay de venta de inmuebles.

También es conocido que en EEUU hay muchas zonas dentro de su larga extensión que son asediadas de vez en cuando por terremotos, huracanes y demás desastres ecológicos y se ven imágenes como no queda ninguna casa en pie, de ahí que siempre fabriquen un sótano de hormigón en donde poder refugiarse. En otros países como en América del Sur o España, no se dan estas inclemencias y poder disfrutar de una de estas casas es algo que a más de uno le puede gustar la idea.

Si el deseo es una casa para tener algo temporal, o quizás invertir un poco para poner casas vacacionales y buscar la jubilación. Navegando por la red se encuentran estos modelos que son más que asequibles y de los que se escuchan buenas críticas. Además si hay gusto por la naturaleza, nada mejor que las casas de madera prefabricadas para disfrutar de la ecología sin entorpecerla con materiales demasiado manipulados en fábricas.

¿Por qué una casa de madera y no de otro material?

En tiempos modernos y los materiales cada vez son más industriales, existe una gran concentración en grandes ciudades y quizás con el paso del tiempo se piense en retornar a la naturaleza, los citadinos aprovechan los días de puente para hacer escapadas al campo y a la naturaleza.

En las redes sociales suele ser los contenidos más compartidos los que tratan sobre la conciencia de un entorno natural y causan mayor interés, a pesar de lo que muchos piensen de que estas construcciones de madera son perjudiciales porque tienen que cortar árboles, la madera es el único material natural y renovable. No se pone en peligro ningún bosque ni instalación natural siempre y cuando como todo se lleven los controles pertinentes, algo que se toman muy en serio los constructores de estas viviendas. Además el proceso de transformación de la madera es sencillo y se gasta menos energía que comparado con otros materiales, además contamina menos. Además al hacer más construcciones con madera, habrían muchas más facilidades y propuestas para plantar más árboles, con lo que el efecto dominó sería beneficioso a corto y largo plazo.

Una casa de madera respira y absorbe la humedad, regulariza la temperatura interior y nos aisla del frío y calor excesivo, evita dolencias como reumatismo y respiratorios, pues purifica el aire. No es necesario poner aislantes artificiales para darles esa propiedad. Por si fuera poco, la madera es aislante del sonido, absorbiendo las ondas que recibe, es una casa silenciosa del ruido y molestias externo, pudiendo descansar placenteramente algo primordial en estos tiempos que corren en donde reina el estrés.

Es normal pensar que al ser un material natural dura menos que el acero o el hormigón, pero tiene una resistencia mejor, digamos que le van bien el paso de los años, es de los pocos materiales que envejece de forma natural,  ¿Cuántas veces se oye hablar de árboles que duran siglos? pues se puede imaginar si hay un proceso de cuidado para aumentar su durabilidad, dando igual las condiciones del clima, al ser un material natural se adapta perfectamente. Lo importante no es que sea sólo madera, si no el tipo de árbol de donde proceda.

En cuestión de belleza no hay igual, es cierto que algunas casas de materiales industriales tienen acabados fabulosos, pero seguro que se ven otras que parece mentira que sean de madera, ya que es mucho más sencillo de trabajar con ella.

Un factor determinante de preocupación puede ser el riesgo de incendio… no hay por qué, pruebas han demostrado que estructuras de madera con un tratamiento adecuado tienen un perfil muy bajo de combustión, superior incluso a otros materiales denominados incombustibles, lo que daría el tiempo necesario, no sólo para evacuar la vivienda en caso de riesgo, si no para extinguirlo. Hay que tener en cuenta el poder de absorción de la madera, con lo que si se impregna con una sustancia retardante del fuego, va a dejarla años y teniendo efecto, algo mucho más complicado en otros casos.

Fuente: Tu casa modular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *