Árbol de sangre de dragón

Foto: Rod Waddington Dragon’s Blood Tree, Socotra Island.

Dracaena cinnabari

Otros nombres: Socotra Dragon Tree, a’arhiyib

Familia: Asparagaceae.

Rango natural: Yemen (archipiélago de Socotra)

El árbol del dragón Socotra es un árbol icónico con una larga historia de uso comercial. Solo se conoce desde la isla de Socotra, Yemen, donde vive dentro de los restos del bosque prehistórico ‘Dragonsblood’ en montañas de granito y mesetas de piedra caliza.

Es un árbol de hoja perenne conocido desde la antigüedad por su apariencia inusual y savia roja.

El Dragon Blood Tree se asemeja a un paraguas abierto, con un tronco recto, que luego se ramifica a medida que el árbol madura. Las ramas se forman dicotómicamente, lo que significa que se dividen en dos direcciones, que luego se bifurcan nuevamente. Las hojas se forman en racimos circulares al final de las ramas más jóvenes y son largas y rígidas. Se desprenden cada 3–4 años a medida que madura un nuevo conjunto de hojas. El árbol produce flores blancas o verdes en febrero, que, durante cinco meses, producen bayas que cambian de verde a negro a naranja a medida que maduran. Tanto las bayas como el árbol rezuman una resina de color rojo oscuro, que es la inspiración para el nombre.

La separación de 34 millones de años de la isla de Socotra de Arabia continental ha dado lugar a una flora única: el 37% de sus especies de plantas no se encuentran en ningún otro lugar.

La temporada del monzón trae a estas áreas nubes, llovizna y neblinas marinas, y las hojas de los dragones interceptan esta humedad en el aire, canalizándola hacia los sistemas de raíces a la sombra de un dosel denso en forma de paraguas. El aspecto extraño del árbol de dragón y la antigua edad la hacen una especie expertamente adaptada a su entorno.


Le interesa leer:
· El «árbol de la muerte» o «manzanilla de la muerte», su fruto puede causar la muerte.
· Sicomoro es el material perfecto para elaborar sarcófagos y elementos decorativos funerarios.


Este árbol notable ha sido económicamente importante durante siglos. La gente local lo valora como alimento para el ganado: alimentar cantidades muy pequeñas de bayas a vacas y cabras mejora su salud, aunque causan enfermedades en exceso.

El árbol es quizás mejor conocido por la resina roja que lleva su nombre. Conocido por Socotris como ’emzoloh’, tiene una variedad de usos medicinales tradicionales. Conocido por los antiguos como ‘cinabrio’, era bien conocido en el comercio antes del 60AD; y se cree que el tinte ‘sangre de dragón’ fue el responsable del intenso color de los violines Stradivarius.

La ‘sangre de dragón’, una resina del árbol del dragón de Socotran ( Draceana cinnabari),  fue utilizada y comercializada por el imperio romano como medicina ya en el siglo I a. C.

La resina tiene muchos usos tradicionales y modernos: dentro de la medicina homeopática, se ha utilizado para tratar todo, desde diarrea hasta úlceras. Se ha utilizado como pasta de dientes y maquillaje, tinte para lana y pegamento para cerámica. Se utiliza hoy en día para barnizar violines y en fotograbado.

A pesar de todo esto, el futuro de la especie es incierto. Pocas poblaciones se están regenerando naturalmente, y en algunas áreas los árboles jóvenes carecen de la forma de paraguas característica de la especie.

El problema más importante es el cambio climático: Socotra se está secando, y el clima monzónico una vez confiable se vuelve irregular e irregular.

El árbol puede esperar perder el 45% de su hábitat potencial para 2080, y si bien la expansión del Santuario de la Naturaleza Skund podría proteger dos posibles áreas de refugio, este nivel de trabajo de conservación no salvará a la especie.

A menos que se tomen medidas importantes para mitigar el cambio climático pronto, el futuro del icónico y antiguo árbol de dragón de Socotra, junto con innumerables otras especies en todo el mundo, está muy en duda.

La tala, el comercio y las sequias obligaron a la IUNC incluirlo en el Libro Rojo de especies amenazadas.

Agradecimientos

Este perfil de árbol fue investigado y escrito por Oliver Wilson.

Referencias Seleccionadas

Macey, JR, y col. (2008) Isla Socotra, el fragmento olvidado de Gondwana: desenmascarando la historia del lagarto camaleón con datos genómicos mitocondriales completos. Filogenética Molecular y Evolución 49, p. 1015-1018 http://bit.ly/1imNv85

Abogado, F. y col. (2007) ¿Dragonblood sobrevivirá al próximo período de cambio climático? Distribución potencial actual y futura de Dracaena cinnabari (Socotra, Yemen). Conservación biológica 138, p. 430-439 http://bit.ly/1cl1tK4

Miller, AG (2004) Dracaena cinnabari. En: UICN (2013) Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. Versión 2013.1. http://bit.ly/17m9Ovn

Miller, AG, Morris, M. (2004) Etnoflora del archipiélago de Soqotra. Edimburgo: Royal Botanic Gardens, Edimburgo

Adolt, R., Pavlis, J. (2004) Estructura de edad y crecimiento de las poblaciones de Dracaena cinnabari en Socotra. Árboles 18, p. 43-53 http://bit.ly/12Ans7T

Árbol de sangre del dragón de la BBC http://bbc.in/g2e1Of

Balfour, IB (1888 ) Botánica de Socotra. Transacciones de la Royal Society of Edinburgh 31, p.293 http://bit.ly/1dTGGgw

Balfour, IB (1883) El árbol de la sangre del dragón de Socotra (Dracaena cinnabari, Balf.fil.). Transacciones de la Royal Society of Edinburgh 30, p. 619 http://bit.ly/1a4m1mV

Schoff, WH (1912) El Periplus del mar eritreo p.286 http://bit.ly/1hFsn1I

Fuentes: Globaltrees, IUCN red list, Sciencenetlinks.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *