Casa familiar y refugio para ovejas

La casa a una altitud de 943 metros sobre el nivel del mar fue construida por la pareja Mork-Ulnes para ellos y su familia. La pareja es muy aficionada en el esquí, y desde la cornisa en la que se encuentra la «cabaña», en pocos minutos se puede llegar a cualquiera de las pistas de Kvitfjell, Noruega, una estación de esquí construida específicamente para los Juegos Olímpicos de 1994. Casper y Leslie Mork-Ulnes llaman a su casa de campo «laboratorio» : en el proyecto Skigard Hytte, lograron incorporar ideas que no encontraron respuesta de clientes externos durante los 15 años de su oficina Mork-Ulnes Architects. Por lo tanto, casi todos los componentes del edificio están hechos de madera: estructuras portantes, revestimientos de pisos y paredes, incluso en habitaciones tan «controvertidas» como los baños.

La estructura se apoya en 45 pilares delgados de un metro y medio de madera encolada. Al abandonar la cimentación de hormigón, los arquitectos pudieron preservar tanto el entorno natural como el camino por el que bajaban las ovejas que vivían cerca del sitio hasta el prado ubicado al pie de la montaña. Ahora, en el espacio formado debajo de la casa, los animales se protegen del clima.

La fachada del edificio está revestida con «cuartos» de postes sin tratar colocados en diagonal; de manera similar, los agricultores noruegos instalan cercas alrededor de sus campos, una técnica llamada «skigard». En invierno, la nieve obstruye las grietas del «revestimiento» y hace que la estructura resistente parezca más agradable.

Le interesa conocer:
· Casa de campo revestida totalmente de cedro.
· Una residenciakl dentro de una zona de pastoreo.

Otro guiño a las tradiciones locales es el techo de césped. La «gorra» de hierba mullida que se agita con el viento ayuda a suavizar la geometría rígida del edificio y protege a los habitantes del frío. El aislamiento térmico adicional lo proporcionan las ventanas de doble acristalamiento rellenas de argón.

Conozca: Techos verdes en diferentes países.

El diseño de la «cabaña» sigue el patrón de una granja tradicional llamada «trønderlån». Como regla general, varias generaciones de la misma familia vivían en tales casas a la vez: las habitaciones estaban ubicadas a ambos lados de un pasillo largo y estrecho que se extendía de un extremo al otro; la parte central del edificio estaba ocupada por una sala común. La «caja» rectangular construida por el taller de Mork-Ulnes Architects se divide en dos bloques desiguales: a la derecha del portal pasante hay una pequeña «casa» de invitados con todas las comodidades, a la izquierda está la parte principal del edificio, donde se ubica una sala de estar combinada con una cocina, tres dormitorios, baños y sauna. La superficie total del edificio es de 145 m2.

Los tragaluces que coronan cada habitación y las ventanas del piso al techo, y en la sala de estar, el ancho de sus aberturas, una de las cuales está orientada al sur, es de seis metros completos, brindan acceso a la luz solar. “Con tantas ventanas en la casa, no hay necesidad de encender las luces durante el día”, explican los dueños de la casa.

Premios

Skigard Hytte gana la mejor casa unifamiliar en los premios AZ 2020
Septiembre de 2020

Skigard Hytte gana el prestigioso premio de honor AIA California 2020
Septiembre de 2020

Skigard Hytte recibe el premio al mejor proyecto residencial en los premios Architzer A + de 2020
Agosto de 2020

Fuentes: Mork Ulnes, Archi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *