Estudio: los edificios pueden convertirse en sumideros de carbono si la madera reemplaza al cemento y al acero

Reemplazar el cemento y el acero en la construcción urbana por madera podría evitar las emisiones de gases de efecto invernadero de la producción de cemento y acero y convertir los edificios en un sumidero de carbono, anunció el lunes el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático en Alemania (PIK).

Según el escenario, se podrían ahorrar entre 10 millones de toneladas y cerca de 700 millones de toneladas de carbono cada año, según un estudio de PIK.

Aunque las emisiones globales de carbono ascendieron a alrededor de 11,000 millones de toneladas cada año, PIK señaló que «un cambio a la madera marcaría una gran diferencia para lograr los objetivos de estabilización climática del acuerdo de París».

Para el estudio, los científicos asumieron un escenario de «negocios como de costumbre» con solo el 0.5 por ciento de los nuevos edificios construidos con madera para 2050 y analizaron los efectos si este número aumentaba hasta en un 50 por ciento.


Le puede interesar leer:
· Aumenta la construcción de edificios de madera.
· Los europeos quieren más edificios en madera
· Las industrias madereras pueden ayudar a cumplir objetivos de construcción de viviendas mientras baja emisiones de carbono.


Si los países con bajos niveles de industrialización actuales también hicieron la transición a un sector de la construcción a base de madera, incluso el 90 por ciento de la madera era concebible, según el estudio.

Sin embargo, si bien la cantidad requerida de extracción de madera estaba disponible, tal mejoramiento necesitaría claramente el manejo y la gobernanza forestal más cuidadosos y sostenibles, según el estudio.

«La urbanización y el crecimiento de la población crearán una gran demanda para la construcción de nuevas viviendas y edificios comerciales», dijo la autora principal y científica de PIK, Galina Churkina.

Según PIK, un edificio residencial de cinco pisos estructurado en madera laminada podría almacenar hasta 180 kilos de carbono por metro cuadrado, tres veces más que los bosques naturales con una alta densidad de carbono podrían hacer sobre el suelo.

Aún así, incluso si el 90 por ciento de los nuevos edificios fueran construcciones de madera, el carbono acumulado en tales ciudades de madera durante treinta años solo sumaría menos de una décima parte de la cantidad total de carbono almacenado sobre el suelo en los bosques de todo el mundo.

«Proteger los bosques de la tala insostenible y una amplia gama de otras amenazas es, por lo tanto, clave para que el uso de la madera se incremente sustancialmente», dijo el coautor Christopher Reyer de PIK.

Para cubrir la demanda, se necesitarían «plantaciones adicionales», incluido el cultivo de bambú de rápido crecimiento por parte de pequeños propietarios en regiones tropicales y subtropicales, dijo Reyer.

Fuente: GWMI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *