Viviendas prefabricadas en madera: solución económica y ecológica

Las viviendas prefabricadas en madera, son una posible solución a la situación económica y medioambiental de la sociedad actual.

En unas ciudades cada vez más sobre habitadas y como consecuencia, cada día más contaminadas y con viviendas a precios extraordinariamente altos, el éxodo hacia las afueras de dichas ciudades o hacia el campo, usando viviendas prefabricadas es una solución viable para estos últimos tiempos.

La utilización de viviendas prefabricadas viene de lejos, siendo en 1833 cuando el carpintero inglés Herbert Manning puso en venta un kit con el que los emigrantes que acudían a Australia pudieran construir sus propias cabañas. El uso de viviendas prefabricadas se extendió por las colonias de emigrantes en Sudáfrica y el Oeste americano, popularizándose entre el resto de la población. De hecho, en la segunda mitad del siglo XIX, entre el 60% y el 80% de las viviendas eran prefabricadas.

En el siglo XX dejó de ser un trabajo de carpinteros para convertirse en un negocio de grandes empresas. Se empezaron entonces a construir viviendas completas, lejos ya de las rudimentarias cabañas, e incluso pueblos enteros como el de Carlinville en Illionis (EEUU). Después de la Segunda Guerra Mundial, se proliferó el uso de las casas prefabricadas en Europa: grandes arquitectos como Frank Lloyd Wright apostaron por ellas e intentaron introducir nuevos conceptos que en su mayoría fueron demasiado arriesgados, no cuajaron entre la población y llevaron a algunas empresas a la quiebra.

Carlinville, Illinois tiene 152 casas kit Sears Homes en un área de 12 cuadras. El vecindario con todas estas casas Sears se conoce como Standard Addition. Como parte de un pedido de U$1 millón realizado por Standard Oil of Indiana, Standard Addition presenta ocho diseños de Sears Homes.

No fue hasta los años 70 cuando estas casas empiezan a asemejarse realmente a lo que hoy entendemos como casas prefabricadas, dejando atrás los materiales metálicos, la mentalidad nómada o los diseños futuristas para volver a materiales como la madera, y unas viviendas que se diferenciaban menos de las tradicionales pero que seguían teniendo un precio muy inferior.

Actualmente son muchos los arquitectos que se lanzan al mundo de las viviendas modulares, creando diseños cada vez más atractivos y modernos, alejados de las construcciones estadounidenses y siendo cada vez más solicitadas no sólo en estados unidos, sino también en países europeos como Reino Unido, Alemania o los Países nórdicos, ya que son muchas sus ventajas:

  • Rapidez de construcción: los materiales son elementos que se construyen y ensamblan fuera de obra, por lo que una vez trasladados al lugar de montaje requieren poca mano de obra.
  • Propiedades de la madera: además de prestar un gran aislamiento térmico y acústico, resulta un material resistente, ligero y generador de una menor cantidad de residuos.
  • Economía: utilizan menos material constructivo, más barato y con menor necesidad de mano de obra que contratar.
  • Medio-ambiente: este tipo de construcciones resultan menos contaminantes, se crean con materiales en su gran mayoría reciclables, normalmente la madera usada procede de explotaciones forestales sostenibles, empleando energías alternativas y renovables.
  • Calidad de los materiales: las casas son construidas en fábricas y como cualquier producto pasan por números controles de calidad, lo que no se puede realizar en las obras tradicionales.

Le puede interesar leer: Casas prefabricadas portátiles sostenibles

Estos son algunos ejemplos de diseños actuales de viviendas prefabricadas de madera:

1. Villa Asserbo: Vivienda prefabricada de 116 m2 creada por los arquitectos daneses Eentileen a las afueras de Copenhague, que sólo necesita dos personas para ser montada cual rompecabezas y cuya principal novedad es su fabricación, mediante una impresora 3D, de sus 820 hojas de contrachapado.

Foto: Inhabitat

2. Casa Bioclimática GG: Vivienda diseñada por los arquitectos Alventosa Morell en Barcelona. Compuesta por 6 módulos totalmente prefabricados y energéticamente eficientes unidos por un espacio común, esta vivienda respeta el entorno natural existente integrándose en él gracias al uso casi exclusivo de la madera.

Foto: Ecosiglos

3. Vivienda prefabricada por Daniel Martí+ Jurgen Van Wereld y Karin Giesberts: Pequeña vivienda de 51 m2 construida con un sistema de ensamblaje de madera laminada de abeto. Resulta plenamente autosuficiente gracias a sus paneles fotovoltaicos, colectores solares y  su depuradora autónoma.

Foto: Arq. Daniel Marti

4. Casa Bajo los Robles: Diseñada por Juri Troy Architects, emplea un concepto diferente, elevando la vivienda prefabricada de madera sobre seis columnas, ofreciendo una espectacular visión del paisaje que la rodea.

Foto: Disup

5. NOEM: La española Rosa Vilarasau, fundadora de la empresa NOEM, dedicada a la fabricación de viviendas eficientes y sostenibles y ganadora del premio al Espírito Emprendedor Europeo 2012, presenta viviendas ecológicas, autónomas y eficientes que se construyen en madera maciza en 5 días, fabricadas totalmente en taller y colocadas directamente sobre cualquier terreno sin necesidad de ningún tipo de soporte.

Foto: Noem

6. Black Box DI-VA House: Diseñada por Tectoniques Architectes, se encuentra en Lion y pese a ser una vivienda prefabricada con paneles de madera, rompe con la estética de su acabado natural optando por una terminación en negro. El interior en cambio se encuentra totalmente recubierto con paneles de pino.

Foto: e-architec

Foto: e-architec

7. Fincube: Concepto de vivienda modular de madera de arce creada por el estudio de arquitectura Aisslinger en Italia, totalmente prefabricada y con posibilidad de ser trasladada a nuevas ubicaciones.

Foto: Elektro Rottensteiner

Foto: Small House Swoon

8. MENTA: Otro ejemplo de vivienda móvil prefabricada, creada por Dogtrot como “casa de vacaciones” inspirada en la típica vivienda del Norte de Estados Unidos. Se trata de una estructura simple a dos aguas con madera laminada y acabados interiores en madera de abedul.

Fotos: Dogtrot

9. Small Living de la firma británica Dwelle: Pequeñas viviendas sostenibles y realizadas con maderas certificadas y materiales reciclados.

 

Fotos: Tiny House Blog

10. Casa Transportable APH80 del estudio de arquitectura español ÁBATON: Proyecto ganador de dos Premios A+Architizer 2014, se trata de una vivienda autosuficiente construida en madera y materiales reciclables, transportable por carretera y a un precio muy competitivo (desde 21.900 €), fabricada en 6-8 semanas y montada en tan sólo 1 día.

Fotos: Abatón

11. IKEA y MUJI: Grandes empresas de mobiliario comercializan sus viviendas prefabricadas. IKEA, con sus modelos Boklok (significa vivir inteligente), que llevan en el mercado desde 1996, y Muji, que empezó a hacerle la competencia hace poco y de la que destaca su vivienda Vertical House, que resuelve el problema de espacio en los estrechos solares de Japón. Ambas soluciones están  prefabricadas con lamas (láminas) y vigas de madera.

Boklok, foto: Bomässan

Boklok, foto: Ziger/Snead Architects

Foto: Treehugger

Foto: Core 77

Esta es una pequeña selección de una gran cantidad de proyectos existentes de similares características, ya que el sector de las viviendas prefabricadas en madera está en continuo crecimiento y se ha convertido en un reto para muchos arquitectos que aplican los últimos avances técnicos y constructivos para crear proyectos cada vez más interesantes.

Fuentes: noem.com – plataformaarquitectura.com – trendir.com – webecoist.montastic.com – yatzer.com – muji.com – dezeen.com – busyboo.com, Sears homes.

Actualizado 28/12/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *