Voz de alarma: Manual para Podadores Municipales (no Leñadores) Año 1927.

Sí, Es cierto y debo confesarlo. Oficialmente no soy nadie. Carezco de títulos académicos o profesionales que me autoricen a terciar en polémicas de tanta trascendencia como la entablada a principios del presente año, a propósito, no de la poda de árboles (cirugía inevitable en ciertos casos) , sino de la manera desaforada y anticientífica que suele practicarse… Y, a pesar de ello, no obstante mi insignificancia, me atrevo a echar mi cuarto de espadas (en esta ocasión hachas y serruchos), porque, a falta de autoridad y competencia, poseo un modestísimo bagaje que, cuando menos, puede que disculpe mi entrometimiento…

Descarga el libro Voz de alarma gratis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.